viernes, 28 de diciembre de 2007

Yo me documento, tú te documentas II

Yo creo que esta cita puede resumir perfectamente todo el rollo que os eché en la entrada anterior acerca de la documentación. La de tecleo que me habría ahorrado:

Leer novelas es una experiencia fundamentalmente emocional. En la asignatura Literatura inglesa IV. La novela americana desde 1800 a 1865 el profesor te obliga a localizar todos los símbolos y a aprenderte todas las referencias históricas, a buscar todas las alusiones metaliterarias, a diferenciar los matices filosóficos, a predecir las implicaciones sociológicas , a desentrañar las ramificaciones existenciales. Este tipo de tontería ha destruido a muchos escritores así como también a muchos lectores.

El objetivo primordial de la lectura de una novela es experimentar a nivel emocional las vidas de los personajes. Te ríes con ellos, sufres con ellos, lloras con ellos. Tu principal tarea como novelista es conmover a tu lector.

James N. Frey
How to write a Damn Good Novel
(Traducción cutre por mí)


(Y dejémonos de chorradas)

Está bastante claro, ¿no? Gracias a no investigar oficialmente, acabé investigando acerca de lo que realmente quería investigar. Pero ahora dejad de perder el tiempo leyendo este blog, y pasaos por el de Adhara, porque su última entrada es para enmarcarla. Y, sobre todo, para seguirla a pies juntillas.

7 comentarios:

Demoniavbh dijo...

Oh dios mío, que cierto es eso.
En tu anterior entrada iba a haber comentado, pero al final no lo hice, así que lo haré en esta.

A mi, que siempre me había encantado leer, se me empezaron a quitar las ganas desde ¡5º de primaria!

Por entonces claro, aun no teníamos que buscar figuras literarias ni todo ese marrón que vendría sólo dos años después, pero aun así teníamos que destripar el libro en vez de disfrutar de él.

Y ya en 1º de ESO cuando nos tuvimos que aprender las figuras literarias para los exámenes y para los trabajos, eso ya si que fue horrible...

Reconozco que todo aquello me serviría luego para hacer el examen de lengua de selectividad sin despeinarme, pero nadie me quita todos esos años en los que no leí nada más que aquellos libros que nos mandaban y que aborrecí.

Ahora por fin estoy retomando la lectura y es un libro detrás de otro.
Me encanta haber vuelto :)

elita dijo...

Estoy de acuerdo con James N. Frey solo hasta cierto punto. Hay quien escribe para otros, para un gran (o no) público; entonces claro, el lector es el objetivo principal. Pero escribir, creo yo, también significa expresar y plasmar un mundo interior que nos hace sentir demasiado, una manera de sentirse en paz con lo que nos rodea, porque a veces las palabras se quedan cortas.
Con Adhara estoy totalmente de acuerdo, las cosas cambian, las cosas no duran para siempre, hay que vivir el momento en la medida que podamos; el arrepentimiento es un sentimiento horrible…

Carmen Fernández Etreros dijo...

Hola de nuevo:

Documentar, investigar es importante para un escritor pero a veces bloquea. Por experiencia si buscas demasiado a veces te enredas en lo que quieres decir.

Mi método es que me hago una carpeta para guardar toda la documentación que necesito y la voy incorporando. Luego la releo dos veces o más, la dejo descansar y veo en qué puede ayudar a lo que estoy escribiendo. Me aporta el "enviroment" pero no cambia lo que yo quería escribir.

No sé si me he explicado bien. En la última novela necesitaba documentación sobre Praga y me documenté para los nombres de las calles, las plazas, por donde yo había pasado y quería reflejarlo pero intenté que lo que leía no cambiara mi historia y el mundo interior que quiero reflejar como en la Cita.

Bueno creo que esto lo puedes meter en lo de "me aturulla". Un abrazo y Feliz año 2008.

leo dijo...

Toma caña que metéis entre Adhara y tú...
Cuando me topo con una buena novela me resulta imposible leerla la primera vez con "ojos de escritora": sólo puedo disfrutarla, dejarme llevar por las sensaciones/sentimientos que provoca. Después, en una segunda lectura, le doy la vuelta al tapiz y trato de desentrañar cómo hizo el (jodío/a) escritor/a para crear algo tan bueno.
Besotessssssssss.

Ferlocke dijo...

Qué bien, demoniavbh, que hayas vuelto, que te encante y que también andes por aquí ;) Y, claro, a mí, que tengo una mente analítica, claro que por una parte me encantó aprender figuras y descubrirlas en los textos (¡era extrañamente bueno en eso!) y tal, pero lo que no me gustaba es que me lo vendieran como "lo único". Me cabreaba que ni hicieran una sola referencia (y todavía me cuesta a veces encontrar a gente que la haga) a "lo otro" a lo que para mí es más importante en la literatura, o, al menos, en la narrativa.

No, si tienes razón, Elita, pero ten en cuenta que el libro del que está sacado es un libro acerca de cómo escribir una buena novela, entonces es normal que diga ese tipo de cosas, además, yo creo que hay una diferencia entre ser escritor y ser novelista, en el momento en que te planteas una novela, yo creo que te planteas un lector, aunque ese lector seas tú mismo, ¿no?

Carmen, no te aturulles, mujer, que es muy malo empezar el año aturullado, que te lo digo por experiencia. A mí me pasó igual al documentarme para la novela que estoy escribiendo ahora, como se desarrolla en Londres, en París y en Venecia y he estado en las tres ciudades, quería saber de qué escribía pero sin sonar a guía de viajes (que, por cierto, son geniales para documentarse, como ya me recomendó mi querida Inma Chacón) y, bueno, al principio me congelé de miedo, pero creo que lo fui superando. Supongo que se trata de ponerse sobre el papel en blanco ;)

uy, Leo, es que cuando nos dejan, Adhara y yo no dejamos títere con cabeza, que se lo digan a todos los italianos, griegos y demás personas que no entendían lo que decíamos de ellos sin ningún tipo de pudor ni vergüenza este verano en nuestro interrail. Pero me alegra que, de todos modos, te pongas manos a la obra y el tic tac te deje sorda ;)

Gracias a todos por pasaros por aquí!!

Tawaki dijo...

Supongo que hay una diferencia entre escribir/leer/investigar porque te gusta y hacerlo por obligación, porque se ha convertido en un medio de vida.

En el primer caso hay completa libertad para rendirse a los gustos de cada uno, mientras que en el segundo hay que plegarse a lo que uno cree que funcionará mejor.

Un abrazo

Fernando Alcalá dijo...

De hecho, Tawaki, yo creo que se puede encontrar un equilibrio perfecto entre ambos...