sábado, 25 de septiembre de 2010

De viajes y bandas sonoras

La música siempre ha sido muy importante para mí. Soy de los que les pone banda sonora a los momentos de su vida, a los años, a los momentos importantes... No hay un momento en el que no haya una canción rondándome en la cabeza y, cuando me sucede algo, es imposible desligar esa canción del acontecimiento.

De hecho, yo soy de los que piensa que la vida debería ser un musical: ir por la calle, darle al play y que todo se confabulara para acompañarte en un número musical magnífico acorde con tu estado de ánimo.¿Que estás contento? Pues todos a cantar y a bailar como si no hubiera un mañana. ¿Que estás tan desesperado que te gustaría cortarte las venas y que el viento te zarandeara como una hoja de otoño y que el cielo se pusiera gris? Pues nada, que se ponga a llover para que tú te marques un número lacrimógeno y expresivo merecedor de un Tony.

Así pues, si me pasa eso con la vida, con las novelas no podía ser menos. Normalmente pasa un año desde que me planteo escribir una novela hasta que la pongo en papel. Ese año, claro, la novela se convierte en una obsesión y todo lo que vivo, lo que leo, lo que me pasa, lo que disfruto o lo que me llega, me lleva a pensar en la novela y, por supuesto, la música no podía ser menos.

Por eso, siempre comienzo creando una lista de reproducción en el itunes donde voy añadiendo cualquier canción que me haya recordado al proyecto que tengo entre manos, ya sea por su melodía, por su letra, por lo que me hace sentir... Al final, después de un año, acabo teniendo una recopilación extensa basada en la novela y que después escucho en bucle mientras estoy escribiendo. No falla. Siempre acaba inspirándome. Cada escena tiene su canción, así como lo tiene su personaje. Es un modo más de caracterizarlos.

Como sabéis, soy un poco friki y, sobre todo para las últimas novelas que he escrito, que se adaptan más a la literatura juvenil, las bandas sonoras de videojuegos han sido mi mejor inspiración. Tienen un espectro tan amplio que es imposible no encontrar una canción que se adapte a lo que necesitas. Y, además, como son instrumentales, no tienen letra que te distraiga mientras escribes. Lo tienen todo. Y a mí me gustan.

Me gustan tanto como la banda sonora que, finalmente, ha quedado para Ne obliviscaris, que os presento ahora y que podréis escuchar en la web de la novela. ¡Espero que la disfrutéis!


 Además, ayer recibí el primer ejemplar de Ne obliviscaris. No me lo esperaba tan pronto. Me habían dicho desde la editorial que no recibiría mis ejemplares correspondientes ni los de la promoción hasta principios de octubre, pero a mi editor (que ha llegado a conocerme bien y sabe lo intolerante a la incertidumbre y lo impaciente que puedo llegar a ser) se le ocurrió mandarme uno de los primeros que les han llegado a ellos.

El corazón empezó a latirme en cuanto abrí el buzón y vi el sobre marrón de la editorial Edelvives. No podía ser otra cosa más que mi novela, así que el viaje en ascensor se me hizo más largo de lo normal, tiré la bandolera al suelo, dejé las gafas de sol en algún sitio que ahora no recuerdo y de donde todavía no las he rescatado y me fui directo al salón para abrirlo.



Tengo un libro.

Es una frase que todavía no me voy a acostumbrar a decir. Mucho menos a creer.

Y me voy diez días a Sicilia con mis alumnos. Entre otras cosas, voy a ver si me uno a la mafia. Que El Padrino es una de mis películas favoritas y, qué le vamos a hacer, uno es un fetichista para todo...
Portaos bien hasta mi vuelta!!

9 comentarios:

Irewen dijo...

Lo primero, disfruta en ese viaje a Sicilia ;) fijo que es precioso y vuelve con alguna foto ;) Por otro lado, me gusta la bso del libro y enhorabuena por la llegada del mismo ^^ debe ser una sensación impresionante tenerlo entre las manos.

Un besazo guapo

Ruth dijo...

En dos palabras: qué guay. Pásalo en grande.

Begoña dijo...

Antes de tu editor tú ya tenías un libro, Eugenia Rico dice que un libro lo es antes de ser escrito. Yo también lo creo.
Gracias a tu editor nosotros tendremos tu libro, eso puede, pero sin ti esto no estaría siendo. No lo olvides.
Feliz viaje.

Goizeder Lamariano Martín dijo...

Hola Fernando,

Acabo de descubrir tu blog mientras daba vueltas por la blogosfera y la verdad es que me ha parecido muy interesante. Si no te importa, me he hecho seguidora, para no perderte la pista, y me he sumado a la campaña Eres lo que escribes, eres como escribes, mañana publicaré una entrada en mi blog. Saludos.

Cuéntate la vida http://cuentatelavida.blogspot.com

fifalda dijo...

¿las puertas de alcalá?
yo, las compuertas del río de la plá

un gusto, encantá.

Carmen dijo...

Muchas felicidades Fer
Me gusta tu prologo. Espero el resto
Carmen

Antonia Romero dijo...

He leído el prólogo de tu novela y no veo el momento de tenerla entre mis manos. Espero que puedas dedicármela pronto.

Por cierto, he vuelto a abrir el blog.

Muchas felicidades, Fer

Romina dijo...

Hola, como estas ???
Permiteme presentarme soy Romina, administradora de un directorio de blogs y webs, visité tu página y me parece un exito, me encantaría contar con tu site en mi sitio web y asi mis visitas puedan visitarlo tambien.
Si estas de acuerdo no dudes en escribirme
Exitos con tu página.
Un beso
rominadiazs@hotmail.com

Daniel dijo...

Fer,di que también te gusta Acetre(aunque solo des una canción)