viernes, 17 de septiembre de 2010

Emociones

No sé cómo empezar esta entrada, pero es que tiene que haber pocas palabras que definan con exactitud la emoción que sentí ayer cuando entré en el aula de 4º de ESO y me encontré escrito en la pizarra el título de mi novela junto al del Príncipe destronado del gran Delibes.

Resulta que mis compañeros de lengua la han escogido como "lectura obligatoria" (¡cómo detesto este término!) para ese curso y yo no sé cómo agradecerles esa confianza.

Tuve que contener las lágrimas de la emoción. Más que nada porque no es plan que los alumnos te vean llorar el primer día. Que ocurra el tercero, o el cuarto, vale, pero el primero, no. ¡Que uno tiene una reputación de tipo duro que mantener durante, al menos, la primera semana!

Así que ya es real. Ne Obliviscaris sale a la venta a mediados del mes que viene y reboto (todavía más) por las paredes de la emoción.

Estad atentos a vuestras pantallas porque, desde la editorial, me han dado el visto bueno para hacer públicas la portada y la sinopsis. Cosa que haré mañana a través de una web que hemos creado para la novela.

Espero que me acompañéis. Todo esto no sería lo mismo sin vosotros.

9 comentarios:

Irewen dijo...

Debe ser una sensación increíble. Mañana estaré atenta a la pantalla del ordenador para ver la portada y la sinopsis y con tu permiso me la llevaré al blog para darle un poco de publi ;)

Besos

Ana... dijo...

Ya lo he comentado en mi centro, y seguiré insistiendo.

Y sabes que todos compartiremos el enlace de la novela en blogs varios ;)

Besos!!

leo dijo...

Ay, qué bonito Fer. Estaré atenta mañana.
Felicidades: te lo mereces.
Un besote.

Ardid dijo...

Eso es estupendo. A partir de mañana habrá que empezar a difundir la noticia por el blog. Ya estoy deseando tenerlo entre mis manos, que la historia me ha picado la curiosidad. Besos.

Ruth dijo...

¡Qué guay, qué guay, qué guay! Estoy por ir a la librería y reservarla. Tú avisa de la sinopsis. Y ya dirás cómo podemos hacerlo para tener ejemplar firmado, je, je, je.
¡Felicidades!

El gato con botes dijo...

Tipo duro!
pudiste salir luego por la puerta????
porque después de la emoción, vendría el orgullo de que te consideren digno de ser recomendado como lectura a los alumnos... y eso te debió poner "más ancho que Pancho" y luego a ver si no ibas a caber por la puerta... jejeje

Sandra dijo...

Sin duda, una marea de emociones. ¡Enhorabuena!

Un saludo.

Filomena dijo...

Muchísimas felicidades!! Tuvo que haber sido una sensación increíble el entrar en el aula y encontrarte con semejante sorpresa!!

El lunes por la mañana lo planteo yo también en mi centro, a ver si se puede introducir.

Besos y esperamos esa página!

NAP dijo...

Y qué orgulllosos estamos de ti :)))))