sábado, 29 de mayo de 2010

Ansias

Me debato, me estreso, me cuestiono, me pregunto, me indigno, me cabreo, me obligo, me doy leches... hago miles de cosas al mismo tiempo, pero conmigo, siempre conmigo, memememememe, yoyoyoyoyoyoyo...

En estas semanas en blanco de literatura por corrección de exámenes, por espera de galeradas, por alergia mortal, por ferias y demás, de pronto se ha encendido la mecha.

Yo tenía planeado un verano muy tranquilo sumergido en las correcciones de El traficante de recuerdos (que falta le hacen) pero llevo una semana con un cuaderno en la mano (lo juro, fue casualidad, ni siquiera recuerdo haber metido ese cuaderno en la bandolera del instituto) haciendo esquemas, nombrando personajes y peleándome con estructuras.

Supongo que el espíritu del NaNo ha vuelto.

Es inevitable, el buen tiempo siempre logra que me den ganas de escribir. Pero es que esta vez son gordas. No me meto en ninguna novela desde El Traficante (bueno, La encrucijada del cuentista fue y sigue siendo un proyecto a medias que me gustaría terminar) y tengo ganas de hacerlo. Estoy empezando a querer a los personajes y eso me gusta. En mi cabeza ya les están pasando cosas.

Pero no todo son algodones de azúcar, manzanas de caramelo y supernovas brillantes: he tenido una idea. Y cuando Fer tiene ideas, a veces tiembla el mundo.

La idea es acerca de la estructura de la novela y, aunque tiene muchas ganas de ponerla en práctica, Fer no se ve capaz de llevarla a cabo. Y al mismo tiempo piensa que sin esa estructura, Fer no sería capaz de escribirla...

Ah, dudas, nervios, ansias, tensión, emoción, letras.

Llega el verano.

¿Logrará Fer no sucumbir a la tentación y corregir El traficante de recuerdos antes de comenzar la otra novela?

¡Permanezcan atentos a sus pantallas!

(Pero, antes, junto a la mejor de las compañías, Fer parte hacia las tierras del norte para presenciar esto el día de su cumpleaños. Tengo tantas ganas que cada vez que pienso en ello me meo del gusto como mi perrita)

9 comentarios:

lovetodaydream dijo...

jaja, tu última frase no tiene pérdida!

La verdad es que yo no suelo hacer esquemas antes de empezar a escribir. Sí que busco los personajes en mi cabeza, intento imaginarme distintas cosas que les ocurran, pero esquema no, porque cuando lo he intentado, al final los personajes han hecho lo que les ha dado la gana...

¿No te pasa que cuando tienes en la cabeza una idea para escribir estás super raro hasta que consigues "parirla". Yo me pongo super inquieta y de muy mala leche hasta que empiezo a plasmar en palabras lo que ha estado ocupando mi cabeza. jeje.

Sandra dijo...

Muy buenas. No sé cómo he llegado aqui y espero que no te moleste que haya curioseado. Muchas veces me doy una vueltecita por la blogosfera con la intención de encontrar algo interesante y, mira, lo he encontrado. Si me lo permites, me quedaré por aquí.

Pocas veces una encuentra un blog en el que se siente a gusto y, sobre todo, con gente que escribe tan naturalmente, evitando palabrejas técnicas. Un saludo.

Ruth dijo...

Mira tú, que ya hablas de ti mismo en tercera persona y todo... Eres escritor profesional, macho.
A ver si lo de que el buen tiempo anime a escribir es contagioso y me lo pegas un poco, que ya me vale. Buenas intenciones tengo, pero ganas, ninguna.

Anónimo dijo...

¿Por qué no se nada de El Traficante? :___

Digo yo que después de tanto corregir es normal que ahora te apetezca escribir ¿no? ¡Lánzate! Igual hasta terminas haciendo ambas cosas, el verano puede ser largo ;)

Gina

Geo dijo...

Pobre Norita, no te metas con ella!

¿Mi humilde opinión? Mientras escribas algo, haz lo que te salga de las narices, bro :D

(es la primera vez que escribo en tu blog, creo que vya llorá de la emosión)

Begoña dijo...

Conozco esa sensación porque me pasa casi de continuo. Creo que estás de suerte porque ahora tienes un editor y siempre creí que eso ayuda mucho, que es alguien que guía a uno en este proceso de locura en que un escritor siempre anda inmerso. Ya me contarás.
Yo estoy igual que tú, Alejandro Fernández canta en Oviedo y yo estaré en ese estadio. Tengo un horror a los espacios concurridos que me muero ya de pensarlo, pero estaré. Tal vez me muera de un soponcio, pero estaré. ¿Qué fácil soy de entender, verdad :)?

leo dijo...

:-)
Contagias entusiasmo.
Besisssss

B. Miosi dijo...

Pues yo iría por la que tengo en mente, total, la que falta corregir siempre podrá esperar, y las ideas ya están ahí. Mientras que si no coges la musa por los cabellos ipsofacto, después te costará regresar a ese estado de gracia. A no ser, claro, que sea una exigencia de la editorial y tengas que prestar atención a las correcciones por su pronta publicación.

Ánimo! y que pases buenos días en ese paraíso!

Blanca

pilar dijo...

Fer Fer, qué cumple has tenido. Espero que nos cuentes en nuestro blog y en el tuyo cómo lo has pasado en ese conciertazo el día de tu cumple. Qué bueno, supongo que Estocolmo te ha regalado lo mejor para ese aniversario tan bien celebrado. Ganas de saber si fue así... así que disfrútalo por mucho tiempo.

Besazos,
Pilar.