martes, 25 de marzo de 2008

Come from the hills where your hirshels are gracing / Come from the glen of the buck and the roe

No me extraña que los poetas románticos se quedaran flipados con el paisaje de las Islas Británicas y acabaran escribiendo odas, poemas, himnos y baladas a lo que les rodeaba.

Acabo de llegar de mi periplo por tierras escocesas y, aunque yo era más bien de la novela victoriana, tengo que reconocer que he aprendido a valorar un poco más la locura de esos poetas (y su opio, claro) y el amor que sentían por los paisajes que les vieron crecer. No digo que no me gustaran, de hecho, si una de mis asignaturas preferidas de la carrera fue la literatura del XIX no fue solo por la novela, sino también por los románticos (y eso que yo siempre me he considerado un poco neoclásico) pero, en fin, es un poco difícil de entender ese amor tan exagerado que sienten por la naturaleza si eres extremeño y, bueno, lo más verde que has visto es esa llanura verde casual de cuando ha llovido la noche antes.

Así que me emocioné en las colinas de las Highlands mientras escuchaba la banda sonora de las Crónicas de Narnia, descubrí lo que es el verdadero frío en Loch Lommond esperando a que me hicieran una foto, disfruté en Edimburgo como si fuera la primera vez que iba, eché de menos a quien tenía que echar de menos y disfruté de la compañía de aquellos con los que iba, me sentí como en casa (igual que cada vez que voy al Reino Unido) y deseé mudarme de nacionalidad (así de chaquetero que es uno y así de poco en serio se toma estos temas), leí y escribí en el avión (a mano, veremos a ver si luego me entiendo la letra), organicé temas y asuntos de la próxima novela en esas largas esperas de autobús y aeropuerto y, en definitiva, decidí escribir esta entrada insulsa para daros envidia y anunciar mi regreso.

He vuelto.

8 comentarios:

insecticidasparadragones dijo...

Y ya era hora, por cierto v_v

Envidia conseguida! Dios, Escocia T____T Sabes que como a cuatro correos diferentes me llega publicidad cada cuatro días sobre viajes a Escocia? Esocica específicamente, quiero decir. Es una página sólo de Escocia >_<

Ruth dijo...

Qué envidia...
Yo voy a Brighton en abril (sí, ya sé, me han dicho que pegas una patada a una piedra y salen cien españoles, pero me apetecía ver la costa y jugué sobre seguro porque voy sola), pero tengo la cosilla de ir a Escocia. Ya te pediré, ya, una guía de must see places.
Yo todavía no he llegado a los románticos, estoy sólo en primero de filología y dándole al bueno de Billy (William Shakespeare para los que no le conocen, vamos), pero tengo unas ganas locas de avanzar y llegar a la época victoriana como poco. En lite americana ya me ha tocado darle al Poe y todavía no me he recuperado...
Saludotes.

Fernando Alcalá dijo...

Supongo, cos, que es el karma que te está castigando. Como no quisiste venirte a Escocia la primera vez que fuimos, pues ya sabes...

Cuando quieras te hago la guía, Ruth, porque haberlos háylos.

Sí que son diferentes nuestros planes, yo en primero no di literatura específica, tuve que conformarme con una visión general que, bueno, a decir verdad, luego no me vino mal. Ya me contarás. Y ya sabes, cualquier cosa que necesites, silbidito ;)

Carmen Fernández Etreros dijo...

Bueno Fer: envidia sana. Highlands, Escocia, literatura del XIX-románticos, géminis,... Coincidimos en todo.


Un besote,

leo dijo...

Bienvenido, Fer. Qué bien que lo hayas disfrutado. Y sí: muuuuuuuuucha envidia.
Besotes.

Fernando Alcalá dijo...

Serás entonces la otra mitad de mi gemelo, Carmen, de todos modos, no es difícil coincidir en gustos por cosas objetivamente bonitas, ¿no? ;)

Espero que sea envidia de la buena, Leo, para el próximo ya sabes, te vienes y punto ;)

elita dijo...

¡Pues bienvenido, Fer! La verdad es que más que envidia , me has dado unas ganas tremendas de ir a donde ya hace tiempo que tengo muchas ganas de ir. Espero no tardar mucho.
Besitos.

Tawaki dijo...

Escocia es maravillosa. Me lo pasé muy bien por allí, con sus gentes, lagos y paisajes tranquilos.

Un abrazo.