lunes, 20 de octubre de 2008

Atención, pregunta!

¿Cómo puede ser que un premio de novela bastante grande (por difusión de convocatoria, vamos, no por promoción final, que uno investiga y todo) que cerró la convocatoria hace un mes escaso haya publicado ya el fallo? ¿Tienen a lectores robots?

Ah, las preguntas sin respuesta, qué berraquito que me ponen.

(sigo actualizando -un poco con cuentagotas, para qué nos vamos a engañar- mi página de textos, a la que quiero cambiar el título porque, no sé, la que tengo me parece demasiado "tengo demasiadas historias que bullen en mi interior que necesito escribir y oh, dios mío, me encanta escribir y leer frente a la ventana mientras restalla la tormenta y llueve en el exterior, por dios qué megainteresante y superespecial que soy". ¿Alguna sugerencia?)

7 comentarios:

Espiral dijo...

Pues escríbelas todas, que lo haces muy bien...

Uff, a mí también me encanta el otoño para escribir... así tal cual lo has descrito, con una infusión calentita entre las manos... jejej.

Saludos

leo dijo...

Jejejej, esas son algunas de las preguntas que a veces es mejor no hacerse.

trilceunlugar dijo...

mejor hacer como los avestruces...y meter la cabeza debajo del brazo guardando tus historias para otros menesteres que no sean tan premiados de mentira...nosotros en silencio aplaudimos todas tus entradas.

Fernando Alcalá dijo...

espiral, muchas gracias por pasarte por aquí, espero que no sea la única vez!!

Pues sí, Leo, pero uno es curioso y quiere saberlo todo, todo y todo. Mucho más cuando hay lectores robots implicados, que es una cosa que me da mucha curiosidad. Y como además soy intolerante a la incertidumbre pues se junta el hambre con las ganas de comer...

trilceunlugar, muchas gracias por esos aplausos. Como he dihco siempre, los aplausos me ponen :P

Ocasiones dijo...

Ninguna, sólo que te dejes llevar.
Un beso!

. dijo...

Como dijo alguien una vez, en los premios literarios es mejor quedar finalista, pues se llega por méritos propios. Nunca me han gustado los premios literarios, aunque me he presentado en alguno que otro; como todos, supongo. Entiendo que en la mayoría de casos se trata de la única vía posible de ver publicado un relato o una novela; la única forma de abrirse camino. Es la pescadilla que se muerde la cola, lo importante es no desfallecer en esta carrera de fondo.
En fin, un saludo, Fernando, y contertulios.

Eduard Pascual
http://codex10.blogspot.com/

Tawaki dijo...

¡Ah! ¿Pero de verdad pensabas que se los leen?

Abrazos.